Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Discurso de bachillerato 2016

Como cada año, ayer tuvimos la graduación de la promoción de bachillerato que se presentará a la selectividad en las próximas semanas. Para ellos, unos alumnos increíbles y unas personas maravillosas, escribí este discurso que leí ayer en la ceremonia que tuvo lugar en el salón de actos del colegio:

Dice Javier Ruescas, uno de los escritores de más éxito de nuestro país, que ‘soñar es fácil con los ojos cerrados, lo difícil es vivir esos sueños cuando estás despierto’. Cuando, cada día, a las ocho menos cinco, me asomaba a la puerta de nuestra clase, intentaba descifrar lo que me transmitían vuestros rostros, si, de verdad, estábais luchando por hacer realidad vuestro sueño…

Unas veces aún estabais medio dormidos, en otras ocasiones comentábais alguna que otra anécdota del día anterior y otras veces os veía enfrascados en los últimos repasos, con la cabeza metida en vuestros apuntes, antes de un examen. A lo largo de estos meses hemos sufrido lo duro que puede llegar a ser segundo de bachillerato, un curso muchas veces duro e ingrato. Sin embargo, ahora estamos aquí, al final del camino, a punto de comenzar una etapa nueva en nuestra vida sabiendo que ‘Lo difícil es vivir los sueños cuando estás despierto’, lo trabajoso, lo sufrido, entonces, es luchar por ellos. Rendirse no es una opción.

La vida se divide en momentos, no en minutos y, algunos de esos momentos, durante este curso, han podido resultar bastante largos, casi tanto como los temarios que hemos tenido que aprender. Aunque, en ocasiones, nos hayamos sentido superados, pues hemos tenido que trabajar por dejar de soñar un sueño y comenzar a vivir el proceso de ver convertido en realidad el objetivo de ir a la universidad o hacer un módulo, superar todas estas dificultades nos hace sentir vivos.

A partir de ahora cuando hayamos terminado los exámenes de selectividad, nuestra labor, como profesores, llega a su fin y seréis vosotros los que estéis solos (acompañados, eso sí, de vuestras familias) en la aventura de vuestra vida. Comenzaréis a disfrutar de todo aquello que habéis deseado, de vuestro sueño, ya convertido en realidad.

Vayáis a la universidad o a un módulo, estaréis protagonizando la aventura de vuestra vida. Recordad lo que os hemos enseñado durante todo este tiempo: la educación y las buenas maneras, son tan importantes como el tesón y el esfuerzo. En el mundo actual, de hecho, no conseguirá sus objetivos el que más sepa, sino que más sepa y mejor consiga utilizar lo que sabe. Vicente Huidobro, padre del Creacionismo, uno de esos señores que están en el tema cinco de nuestro temario de Literatura, dijo: ‘Poetas, no cantéis a la rosa, hacedla florecer en el poema’. Así pues, no habléis del éxito como algo posible, haced florecer, en vuestro interior, el entusiasmo necesario para tener la suficiente energía vital que os permita llegar a él.

Y nosotros, desde aquí, desde vuestro colegio, siempre estaremos celebrando vuestros éxitos, vuestros porque serán vuestros. También, por supuesto, estaremos animándoos en vuestros fracasos, y éstos también serán vuestros. Pero, afortunadamente, éstos, también forman parte del aprendizaje necesario para ser mejores personas: En el futuro nos equivocaremos, nos caeremos y nos levantaremos de nuevo, mejores y más fuertes.

Siempre que tengáis curiosidad, querréis aprender, y siempre que queráis aprender, os divertiréis y seréis más felices. No perdáis nunca la capacidad de sorprenderos porque es la base que mantendrá viva vuestra curiosidad.

Mucha suerte y mucho ánimo.

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +