Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Papá, me aburro en clase

Un padre llegó bastante enfadado para hablar con el profesor sobre el rendimiento académico de su hijo, tras abordar al profesor, espetó: ‘Mi hijo dice que se aburre en sus clases, está desmotivado y no quiere venir más al colegio. ¡Usted no lo motiva!’.

El profesor le contestó:

Mire usted, si mi padre me hubiese hecho caso cada vez que yo le decía que el cole era ‘un rollo’, que los profesores me tenían manía y que no quería ir, no hubiese terminado estudiando nada y, por supuesto, no hubiese ido a la universidad ni hubiese aprendido a tener que esforzarme para conseguir todo aquello que me propusiera. A mi padre le tengo que dar las gracias por haberse mantenido en su posición de padre y no haber dejado a su hijo tomar decisiones que no estaban en su mano.

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +