Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Para reflexionar: ¿Hoy no damos literatura?

Hoy, en clase, ha pasado algo que me ha tenido meditabundo toda la tarde. Estábamos en una clase de Lengua y Literatura de educación secundaria y, tras finalizar el ratito que todos los días dejo para leer un libro, les indiqué que abrieran el libro por una página en la que no había más (y nada menos) que uno de los poemas más famosos de Garcilaso de la Vega.

Hoy vamos a leer y comentar un poema verdaderamente sensacional. Una de mis mejores alumnas espetó:

¡Ah! Entonces… ¿Hoy no damos literatura?

Jamás pensé que me iba a encontrar con semejante comentario. Siempre intento que mis clases partan de los textos (aunque, en bachillerato, esto cueste un triunfo o, directamente no pueda hacerse).

Entonces, un poco descolocado, miré el libro de texto y comencé a pasar las páginas hacia adelante y hacia atrás constatando que, en verdad, tenía muy pocos poemas, muy pocos textos y mucha, mucha teoría. Ahora fui yo el que pensé:

¿Por qué los libros de texto de Literatura traen tan poca literatura?

Y caí en la cuenta que quizá una antología fuera el libro de texto ideal para una clase de Literatura. Aunque no soy partidario de las teorías deconstruccionistas de Derrida, un libro de texto que sólo contenga literatura (o, por lo menos, una gran cantidad de textos representativos) sería ideal para los profesores con más experiencia pues podrían guiar a los alumnos según sus necesidades. Quizá no esté descubriendo nada nuevo para muchos, quizá llego tarde a esta conclusión, quizá, y a pesar de partir siempre de los textos literarios, los alumnos siguen centrándose en ‘lo que pone el libro’, quizá los alumnos prefieran estudiarse un tocho en lugar de reflexionar, quizá sólo me gusten las clases prácticas, quizá no le vea sentido a enseñar Literatura como hemos de hacerlo en segundo de bachillerato…

Tengo muy claro cómo debería ser un buen libro de texto de Literatura, o de Lengua y Literatura (aunque deberían ser asignaturas diferentes), tengo muy claro cómo debería ser una buena clase de Literatura y, por desgracia, a diario, me doy de bruces contra la realidad…

Y ustedes, ¿qué opinan de todo esto?

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +