Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Discurso de graduación de bachillerato 2015

Como cada año, ayer tuvimos la graduación de la promoción de bachillerato que se presentará a la selectividad en las próximas semanas. Para ellos, unos alumnos increíbles y unas personas maravillosas, escribí este discurso que leí ayer en la ceremonia que tuvo lugar en el salón de actos del colegio:

Tenemos el honor de estar ante una promoción especial, una promoción de alumnos de la que nos sentimos muy orgullosos pues ha sabido madurar y crecer para conseguir superar el bachillerato y prepararse para todos los retos que vendrán a partir de ahora.

Habéis estudiado mucho, habéis aprendido sobre todas las grandes áreas del conocimiento humano pero, estamos seguros de que sobre todo, habéis aprendido sobre vosotros mismos. Pero cuidado, ya lo dijo Mario Benedetti, (a quien conocemos bien pues aparece en el tema once de nuestro temario de literatura):

Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas.

No debemos estar preocupados por ello, pues precisamente eso es aprender y buscando soluciones aparecen nuevos interrogantes.

Etimológicamente, ‘recordar’ viene del latín. ‘Corda’ significa ‘corazón’ y recordar, significa que todo vuelve a pasar por el corazón. Esperamos, que, en el futuro, cuando os paréis a pensar en vuestro tiempo en el colegio, nos recordéis con cariño, con el corazón. Podéis estar seguros de que, en nuestro caso, así será.

Pero ahora es el momento de mirar hacia adelante, el futuro se abre ante vuestros ojos, ancho, apasionante, luminoso e inexplorado pues vivimos en un momento sin parangón en toda la historia de la humanidad. Internet, un invento del mismo calibre que la imprenta de Gutenberg, ha significado el comienzo de una nueva era y ha cambiado las reglas del juego.

El escritor y filósofo Eric Hoffer lo resumía muy bien a finales del siglo XX:

En tiempos de cambio, los aprendices heredarán la tierra; mientras que los sabios se encuentran muy bien equipados para hacer frente a un mundo que ya no existe.

Sabemos que vosotros estáis totalmente preparados para afrontarlo, está lleno de oportunidades. Para aprovecharlas, nunca dejéis de aprender, que no desaparezca nunca vuestra curiosidad y, por supuesto, haced un buen uso del lenguaje, utilizad un registro culto que demuestre vuestra valía, que el uso del presente gnómico quede aderezado con, por ejemplo, la presencia del oxímoron, la sinécdoque, la metáfora y la paradoja. Desde aquí siempre estaremos acompañándoos en el camino. ¡Mucha suerte!

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +