Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Morfología: Palabras simples

La división de palabras es un excelente modo de reflexionar sobre el lenguaje aunque siempre suele suponer un escollo cuando los alumnos deben examinarse sobre ello pues les asaltan numerosas dudas que vienen, en parte, por manuales poco claros que mezclan conceptos provenientes de diversas escuelas gramaticales. Me propongo aquí, junto con mi buen amigo y compañero de profesión, José Manuel Gallardo, crear una guía que ayude a los alumnos y suscite, en su caso, el debate y la mejora entre el resto del profesorado a partir de la experiencia que, con la morfología, hemos tenido en clase. Comenzamos esta serie de posts con las palabras simples.

Las palabras simples son aquellas formadas por un solo lexema más uno o varios morfemas flexivos (ya sean verbales, de género o de número).

La palabra chica es un claro ejemplo. En la oración:

La chica de la panadería

Su división morfológica es: chic-a
chic- > lexema.
-a > Morfema dependiente flexivo nominal de género femenino.
Categoría gramatical: sustantivo.

Sin embargo, no todas las palabras terminadas en -a tienen un morfema flexivo. Por ejemplo:

No envié la carta.

carta > Lexema (No existe * carto).
El alumno puede considerar la división cart-a, con un lexema cart- ya que se pueden hacer derivados como cart-er-o pero, en ese supuesto, no podemos discriminar qué tipo de morfema es -a ya que no indica género por lo que, al no haber oposición de género, no es separable.
Categoría gramatical: sustantivo

Los adjetivos que se encuadran dentro de las palabras simples también pueden tener morfemas de género y número.

Ese jarrón es muy lindo.

lind- > Lexema.
-o > Morfema dependiente flexivo de género masculino y esto lo podemos comprobar al oponer el morfema de género pues existe lind-o y lind-a.
Categoría gramatical: adjetivo.

Sin embargo, los adjetivos de una sola terminación no tienen morfemas de género:

Ninguna tarea es fácil.

fácil > Lexema (No existe * fácila).
Categoría gramatical: adjetivo.

Muchos verbos entran también dentro del grupo de las palabras simples (aunque, obviamente, no todos los verbos son palabras simples). Tenemos varias formas de analizar morfológicamente un verbos:

Me gusta mucho cantar en la ducha.

Hay dos formas de analizar el verbo:
cant- > Lexema.
-ar > Morfema dependiente flexivo verbal que indica infinitivo, primera conjugación. (Nota importante: -ar es un morfema flexivo los morfemas flexivos no son sufijos, por lo que no derivan. Así pues, cantar no es una palabra derivada, sino simple).

cant- >Lexema.
-a- > Vocal temática, primera conjugación.
-r > Morfema dependiente flexivo verbal que indica infinitivo.
Categoría gramatical: verbo.

Ellos se amaban con pasión.

am- > Lexema.
-aban > Morfema dependiente flexivo verbal que indica: 3ª persona del plural del pretérito imperfecto de indicativo del verbo cantar, primera conjugación, voz activa, aspecto imperfecto.

Otra posibilidad es la de separar la -a- que funciona como morfema dependiente flexivo verbal vocal temática.

am- > Lexema.
-a- > Vocal temática, primera conjugación.
-ba- > Vemos un morfema dependiente flexivo verbal que indica pretérito imperfecto de indicativo del verbo cantar, primera conjugación, voz activa, aspecto imperfecto.
-n > Morfema dependiente flexivo verbal que indica 3ª persona del plural.

Nota: Al igual que la palabra anterior, -aban es un morfema dependiente flexivo por lo que no deriva.
Categoría gramatical: verbo.

Recomiendo el primer análisis (es más sencillo aunque igual de completo) ya que la presencia de la vocal temática y de los morfemas diferenciadores de tiempo, modo, conjugación, etc. no siempre están presentes. Ejemplo: cant-é. Ojo: La vocal temática de los verbos de la segunda conjugación es -e- o -i-: com-e-r > com-í-a-n La vocal temática de los verbos de la tercera conjugación es -i-: viv-i-r > viv-í-a-n

MUY IMPORTANTE: Los verbos irregulares cuentan con varios lexemas, por ejemplo: haber > hub-iera, hab-ría, hay. No podemos dividir el verbo haciendo que lexema sea sólo h-, esto no tiene sentido.

Enlaces de la serie
1. Palabras simples
2. Palabras derivadas
3. Palabras compuestas
4. Palabras parasintéticas

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +