Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

El país de Jamás lo Creerás

El país de Jamás lo Crerás es un libro en forma de cuaderno de campo en el que el autor nos cuenta cómo son las criaturas que pueblan la sorprendente isla que encontró un día que holgazaneaba en su barca. Desembarcó y, nada más poner un pie en tierra, cayó bajo su embrujo dándose cuenta de que no existía otro lugar igual en el mundo, tal era así que se propuso describirlo con todo lujo de detalles. El trabajo Norman Messenger es delicioso y la imaginación que ha volcado en esta obra es, sencillamente, apabullante.

A pesar de no contar una historia al uso, El país de Jamás lo Creerás es una obra sensacional pues nos permite volar con el narrador a esa maravillosa isla en la que viven fantásticas y sorprendentes criaturas. Para nosotros, es una verdadera suerte contar con este trabajo debido a que encontrar la isla es muy difícil, de hecho, puede que no se vuelvan a tener noticias de ella en mucho tiempo, ya que se mueve caprichosamente porque, de vez en cuando, le brotan piernas y puede desplazarse, chorreando agua, a su nueva ubicación, en la que estará un tiempo indeterminado hasta que decida moverse de nuevo.

Leer este libro es un verdadero placer y la imaginación del lector comenzará a volar al leer las primeras líneas pues está repleto de bonitas ilustraciones comentadas. A pesar de ser un cuaderno de campo, no está exento elementos poéticos como, por ejemplo, cuando el narrador nos describe el claro del Bosque Feliz, donde vive el árbol alfabeto, que carece de hojas y, de sus ramas, parecidas al coral, brotan las letras que, cuando, ya maduras, caen al suelo, les encanta girar sobre sí mismas y componer palabras. Los lugareños las recogen para enseñar a leer y a escribir a sus hijos. Muchos de estos lugareños han construido sus casas a los pies de la Montaña de Historias, cuyo aspecto se asemeja a una gigantesca pila de libros, para disfrutar de los cuentos que susurra cada noche pues la montaña sabe leer.

Otras criaturas sorprendentes son el pez payaso, las tortugas volcánicas, el pez palmípedo, el ave zancuda con botas, el helecho rizarrizos o la campanilla denticulada. Trabajar con los chicos, a partir de este libro, puede ser una experiencia única ya que tiene una ingente cantidad de material para imaginar nuevas historias a partir de los dibujos y los apuntes del narrador. de hecho, lo considero particularmente apropiado para ser utilizado en talleres literarios y cuentacuentos.

En definitiva, El país de Jamás lo Creerás es un libro sorprendente que hará disfrutar muchísimo a los pequeños lectores. Está editado por SM y está recomendado para lectores de siete a doce años.

Enlace | Página del libro en la editorial

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +