Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Adiós, Wordpress, adiós

Ser blogger es duro, muy duro, exasperante cuando los detalles técnicos comienzan a complicar la tarea de sacar un artículo nuevo con cierta asiduidad, horrible cuando la estabilidad de tu blog cae y deja de estar online por periodos más o menos largos en el tiempo debido a múltiples factores ajenos a tu voluntad.

Llevo trabajando con Wordpress, Drupal, vBulletin, Joomla y otros CMS desde hace muchísimos años, he montado varios blogs, redes sociales, páginas web y un sinfín de proyectos más. Creo que sé de lo que hablo cuando digo que lo más aburrido y tedioso de administrar una web es estar haciendo continuas copias de seguridad de la base de datos MySQL casi de forma diaria, almacenarlas junto con las copias periódicas de todo el sistema de archivos, todo en carpetas separadas por temor a que un ataque eche por tierra miles de horas de trabajo. A todo esto hay que sumar que es necesario gastar una enorme cantidad de tiempo y esfuerzo configurando todo el sistema para protegerlo de los piratas informáticos al tiempo uno debe preocuparse por tener el core y los plugins actualizados. Aún así, no puedes estar completamente seguro de que estás protegido (¿alguna vez se está?). Para colmo, que se corrompa la base de datos no es algo infrecuente y la mayoría de bloggers no posee los conocimientos necesarios para repararla (yo tampoco). La conclusión es que, aunque la tarea de administrar un CMS que dependa de una base de datos MySQL es interesante (pues se aprende mucho), lo cierto es que hay que invertir un tiempo precioso que debería ser dedicado a lo verdaderamente importante: escribir.

Para colmo, cuando un blogger, tras cientos o miles de horas, trabajando en su blog, comienza a tener cierta relevancia entre la comunidad y la base de datos de su CMS crece hasta a tener un tamaño considerable haciéndose muy pesada, los problemas se multiplican. El blog se vuelve lento, realizar exportaciones o migraciones es una tarea complicada y tediosa… Y el remate es comenzar una penosa búsqueda de un hosting que sirva la web de una forma eficiente y veloz. Muchas veces esto no se consigue nunca. La solución que se suele proponer supone una barrera infranqueable para muchos, un muro que puede poner fin a tu proyecto: alquilar un servidor autogestionado y, seamos francos, la mayoría tampoco tiene los conocimientos necesarios para montarlo y gestionarlo.

En este blog, han comenzado a aparecer los primeros problemas, por un lado, la base de datos comenzaba a ser muy grande y, por otro, estaba cansado de ocuparme de esas tareas administrativas que son en extremo aburridas y, sobre todo, que no me aportaban nada como blogger, absolutamente nada. Después de andar creando páginas web desde 1997, estoy muy aburrido de tener que ocuparme de esto en lugar de escribir. Los que seguís el blog, ya me habréis leído comentar esto más de una vez. Por eso, me propuse realizar uno de los cambios más radicales en los que me he podido meter en los últimos años: migrar todo el contenido dinámico del blog a un sistema estático que no requiera miles de peticiones a una base de datos que ralentice la navegación por toda la web, en lugar de darle potencia.

El título de esta entrada es ‘Adiós, Wordpress, adiós’, pero si soy sincero, debería llamarse ‘Adiós, MySQL, adiós’. Lo digo porque están apareciendo otros sistemas para crear blogs que gestionan la MySQL de una forma muy eficiente y ligera, como es el caso de Anchor. Podría usarlos, incluso puede que el blog cargase rápido y fuera estable pero, nuevamente, tendría que estar haciendo copias de seguridad por partida doble (de los archivos y la base de datos) y debiendo preocuparme protegiendo todo el sistema ante posibles ataques hacker, y sí, estoy cansado de esto. Quiero dedicar todo mi tiempo online a escribir, no a las tediosas y aburridas labores de administración.

He probado muchos de los nuevos (y no tan nuevos) sistemas para gestionar páginas web y, tras informarme y hacer algunas pruebas, me convencí de que necesitaba un CMS que generase un sitio completamente estático, sin tener que depender de una MySQL. Los hay que generan el archivo ‘al vuelo’ montando la página haciendo llamadas a otros archivos .txt y .html. Esto, que parecía una solución (y lo es para sitios pequeños y medianos), al menos en mi caso, se convertía en un gran inconveniente, pues la navegación se hacía tan lenta (o más, en algunos casos) que con Wordpress.

Cuando casi estaba comenzando a resignarme, en el blog de Guillermo Latorre, HacheMuda, descubrí lo que sería la solución definitiva: Piecrust.

Piecrust genera un sitio completamente estático pero en el que puedes seguir teniendo índices como, por ejemplo, un archivo del blog o seguir ordenando el sitio por categorías y etiquetas.

He aprovechado para hacer una completa renovación del aspecto del blog. Sé que hace poco hice una, siento los cambios, pero aunque me gustaba aún no me sentía del todo cómodo. Necesitaba una plantilla mucho más limpia, minimalista y propia.

En los próximos días, explicaré todo el proceso de migración y de las razones que consideré para el nuevo aspecto del blog. Serán unas entradas algo técnicas pero las publicaré porque creo que pueden ser de utilidad para otros bloggers en una situación similar a la mía.

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +