Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Replanteando el mundo del blog

Kirby CMS

Escribir un blog es, para mí, una de las mayores satisfacciones que se pueden tener. Siempre quise que otros leyeran lo que yo escribía. A lo largo de mi vida he escrito en fanzines, revistas, webs, foros y blogs. La aparición de internet y disponer de un enorme número de lectores potenciales hizo que no tardara en aprender cómo crear páginas web, tal es así que creé mi primera web en 1998 y, desde entonces, he participado en multitud de proyectos que han dirigido mis pasos a este blog, abierto en 2008, y que en el que sigo escribiendo varias veces por semana. Un blog que me permite desarrollar y, también, recopilar mi actividad profesional al tiempo que puedo reflexionar y comentar todo aquello que me inquieta. Mantener online un blog no es, en muchos casos, una tarea fácil, además de disciplina de publicar con cierta asiduidad, hay que añadir las tareas puramente administrativas que se complican porque muchos blogueros hemos saturado de plugins y otros artificios nuestros blogs para que funcionen como nosotros deseamos. Es cierto que, en muchos casos, estos añadidos traen características que consideramos necesarias pero también es cierto que tanto el uso de plugins como de plataformas dependientes de MySQLs (las bases de datos que utilizan las páginas web para guardar toda la información) hace que una buena parte del tiempo que se dedica a bloguear deba ser empleado en tareas administrativas, particularmente cuando tras un tiempo en la red, estas MySQLs comienzan a tener un tamaño tan abrumador que ralentizan la carga del blog y requieren un tedioso mantenimiento por parte del dueño del sitio para evitar que se corrompan o almacenen datos que, en determinado momento, se han vuelto inútiles. Esta y otras labores ajenas a lo que es la escritura propiamente dicha, tales como la búsqueda de un hosting/servidor apropiado, actualizar el CMS, investigar e implementar recursos destinados a la seguridad ante posibles ataques de hackers y otras muchas tareas, que nada tienen que ver con escribir, hacen que uno no pueda actualizar el blog con nuevas entradas dada la inversión de tiempo y esfuerzo que esas labores requieren. Cierto que se aprende mucho pero llega a ser bastante tedioso.

Desde hace algún tiempo, se viene notando en la blogosfera que muchos necesitamos un cambio de aires, se aprecia una necesidad de volver a los orígenes. Se busca simplificar todo el sistema para que sea mucho mas rápido y efectivo el proceso de redactar y publicar aquello que queremos contar a nuestros lectores. De hecho, en muchos blogs (por ejemplo Blogpocket o Minid) ha desaparecido la típica columna lateral y yo mismo estoy considerando también suprimirla. Mi blog, tras la aparente simplicidad de su diseño, tiene un buen número de plugins funcionando que requieren atención y mantenimiento. Cierto es que Wordpress y su MySQL nos brinda una potencia tremenda pero no lo es menos que la carga en el servidor crece según lo hace el blog. Wordpress es la plataforma que he utilizado siempre para bloguear, de hecho, es el CMS con el que más cómodo me siento y el que más me gusta lo que no quita que, en ocasiones, me pongan de los nervios los tiempos de espera al cargar.

Por casualidad, buscando opiniones sobre cómo simplificar más el blog y disminuir el número de procesos del servidor, no sé muy bien dónde ni cómo, alguien me habló de un nuevo CMS que no requería base de datos, un CMS que formateaba y ordenaba el texto perfectamente a partir de simples archivos .txt escritos en el bloc de notas. La curiosidad me pudo y lo probé. Su nombre: Kirby. ¡Es una maravilla y me ha encantado!

Kirby es un sistema programado en PHP que organiza los contenidos de una página web y, como decía antes, no requiere una base de datos MySQL. Los archivos .txt se disponen en carpetas. Cada carpeta es una página que puede estar visible en el menú u oculta dependiendo de si su nombre comienza, o no, por un número:

Kirby - Estructura

 

La composición del .txt es en extremo simple. Basta abrir el bloc de notas y escribir el documento con la siguiente estructura:

Kirby - txt

Muy, muy sencillo como se puede apreciar. La ventaja es que tenemos un sitio extremadamente rápido ya que el sistema no tiene que consumir recursos con llamadas del CMS a la base de datos. Los archivos de texto y las fotos se suben al servidor a la vieja usanza, con el programa de FTP (aunque, recientemente, se ha implementado un panel de administración que cuenta con un editor de texto propio). Llegados a este punto podemos preguntarnos si no es una vuelta al pasado, al modo en el que hacíamos web a finales del siglo pasado o a comienzos del presente. Puede, pero es todo automático, el usuario no debe hacer los enlaces del blog, el sistema se encarga de ello por lo que únicamente habremos de subir las carpetas con los archivos.

kirby003

Kirby cuenta con una documentación muy completa en su web oficial que hará que manejar y componer tu blog no se convierta en algo complicado. Además, el usuario cuenta, también, con multitud de plugins que mejorarán el sitio web dotándolo de la potencia necesaria como para no parecer una web de los 90. Cuesta un poco configurarlo todo y echarlo a andar pero, una vez montado todo el blog, no requiere mantenimiento, por fin, nos dedicaremos, únicamente, a escribir.

Por último, hay que apuntar que Kirby es un CMS de pago (30€), las actualizaciones menores del CMS son gratuitas y hay descuento para las generales. Kirby cuenta con una versión de prueba totalmente funcional que se puede probar en local con xammp (Windows) o Lammp (Linux).

Web oficial | Kirby

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +