Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Canto general, de Pablo Neruda

1. Breve biografía del autor.
Neftalí Ricardo Reyes Basoalto nació en El Parral (Chile) en 1904. El poeta queda huérfano de madre apenas cumple un mes. Dos años después su padre se casará de nuevo y se mudarán a la población de Temuco. En 1918 consigue publicar sus primeros poemas en la revista ‘Corre-vuela’. En 1920 adopta ya de manera definitiva un pseudónimo que pronto correrá de boca en boca: Pablo Neruda. Crepusculario (1923) y El hondero entusiasta (1923) darán paso a una de las obras poéticas más famosas en el mundo entero Veinte poemas de amor y una canción desesperada (1924) que tendrá un inmediato éxito de público y crítica. En 1934 se le destina al consulado de Barcelona y posteriormente a Madrid. En España conoce a muchos de los integrantes del Grupo poético del 27 y establecerá una sincera y estrecha amistad con Federico García Lorca, a quien llorará amargamente en su emotivo España en el corazón (1937). A su regreso a Chile le llueven los premios literarios y el reconocimiento de todo el mundo cultural. En 1948, tras un airado discurso en el senado, se ordena su detención y tiene que salir clandestinamente del país. En esta huida termina de escribir Canto general (1950), un extenso poema sobre la historia del continente americano. Vuelve a viajar por Europa, visitando la Unión Soviética (que ejercerá en él una influencia decisiva) y por fin regresa a Chile. En 1971 se le concede el Premio Nobel. Neruda fallece en 1973. Otras obras del autor son: Residencia en la tierra (1925-1945) o Estravagario (1958).

2. Contexto literario de la obra.
Neruda pertenece a ese grupo de poetas que encabezan la renovación vanguardista y en el que destacan con luz propia autores como César Vallejo o Vicente Huidobro. Tres son las etapas en las que se divide la obra de Pablo Neruda: Una primera etapa, de corte posmodernista, en donde apreciamos una poesía accesible y sencilla cuyo mejor ejemplo es Veinte poemas de amor y una canción desesperada (1924). Un segundo momento o etapa en donde se percibe la visión desintegradora del mundo con aparición de la escritura automática; de este momento es Residencia en la tierra (1925-1945). Y, finalmente, una última etapa caracterizada por el compromiso político en detrimento de la lírica, en donde destacan obras como Canto general (1950) o Estravagario (1958).

3. Comentario de la obra.
La obra -tremendamente ambiciosa- cuenta con más de quince mil versos y supone un intento de revisión del mundo americano. Inicialmente iba a ser un ‘Canto general de Chile’ pero luego, la condición americana del poeta, pesó sobre esta idea y le llevará a componer un canto para toda América. Sin embargo, no hemos de tomar al poema como un simple texto recopilatorio, por el contrario observamos que Neruda quiso hacer un poema misceláneo de carácter enciclopédico en donde tuvieran cabida diversas formas y temas. El libro contiene una visión maniqueísta del mundo indígena que se puede percibir en la descripción que se hace de los orígenes de las civilizaciones precolombinas a través de sus mitos. Se insiste en la condición pacífica de estos pueblos desde una perspectiva que roza lo paternal. El indio es considerado por el poeta como un ser puro que se encuentra en una situación, podríamos decir, que de simbiosis con la naturaleza. Chocando con esta concepción del mundo americano, Neruda, percibe de forma negativa la influencia y acción de los conquistadores excepto en algunas facetas puntuales de su legado cultural (por ejemplo, el idioma). Además, compara la conquista española con otras conquistas más modernas y ladinas como, por ejemplo, la económica por parte de Estados Unidos.

Canto general es un inmenso poema de carácter épico que impresiona tanto por su extensión como por su configuración. El poeta considera Machu Pichu como el lugar más significativo y emblemático de las culturas indígenas, en sus alturas contemplamos al poeta como alguien que se encuentra perdido, sin embargo, en este lugar sagrado tendrá una revelación. Así, Neruda manifestará posteriormente: ‘el cosmopolitismo aristocrático nos había llevado a reverenciar el pasado de los pueblos más lejanos y nos había puesto una venda en los ojos para no descubrir nuestros propios tesoros’. Canto general pretende fusionar la historia americana con sus mitos para exaltar su grandeza y denunciar los defectos de un continente cuya historia ha estado basada en la lucha entre los oprimidos y los opresores.

Llama poderosamente la atención que tan extensísimo poema dedicado a América finalice con una amplia mirada autobiográfica. La grandeza de América se reduce a la singular figura del poeta. Según Saúl Yurkievich, esto se explica porque ‘la poesía de Pablo Neruda se centra y profiere a partir de un sujeto concéntrico, autorreferente y autoexpresivo [que] siempre marca con su primera persona tanto el discurso como el mensaje poético’. Pablo Neruda convierte en materia poética la historia del continente americano proponiendo una lectura nueva sobre la misma y cuestionando muchos de los hechos que tradicionalmente se daban por sentados a mediados del siglo XX.

Merece la pena leer esta inmensa obra que en la que su autor tuvo que invertir trece años de su vida. Se trata de una obra que -según se lee en su último poema- ‘ha nacido de la ira como una brasa’ pues supone también una defensa de los humildes y los desvalidos. Por lo tanto Canto general es también un texto político en el que no es difícil identificar las ideas marxistas que contiene. Canto general ha sido definido por la crítica como una pintura mural que muestra toda la historia americana. Se trata, en definitiva, de una de las obras más importantes de todo el siglo XX que debemos leer si no lo hemos hecho todavía.

Licencia | Formación sin Barreras
Índice | Todas las reseñas del blog

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +