Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Tildes que duelen

Me gusta ir pendiente, observando cómo se usa el lenguaje allá por donde voy, tanto para bien como para mal y, en esta entrada, quiero mostrar dos pequeños ejemplos que colgué, con horror, en mi cuenta de Twitter.

El primero lo encontré en una escapada que hice, recientemente, a Cádiz para visitar los lugares en los que pasé mi infancia. Yendo de Chiclana de la Frontera a Medina Sidonia me topé con esta señal de la DGT. Cádiz es capital de provincia y la ciudad más antigua de Occidente, no se merece este maltrato.

El segundo caso lo encontré cuando acompañaba a los chicos a la selectividad. En un tablón de anuncios había un cartel en el que se podía leer esto:

Todo el mundo puede tener un despiste, en todo escrito puede haber alguna errata, nadie está libre de cometer algún fallo pero este cartel no tiene desperdicio, faltan tildes y, además, para colmo, a ‘preiscribete’ le falta una ‘n’, una tilde, y está mal escrito el interrogativo ‘¿Por qué?’.

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +