Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Manipulación lingüística: becario con experiencia

Es muy fácil que las palabras que se usan gratuitamente queden contaminadas por significados que se alejan de su concepción original. En el caso de manipulación lingüística que nos ocupa, podemos definir ‘becario’ como ‘aquel universitario que completa su formación académica participando en un programa que le ofrece, durante un corto periodo de tiempo, un trabajo en empresas adscritas por el que recibe un pequeño salario’. Hasta aquí todo claro, sin embargo, son conocidos por la ciudadanía los excesos que algunas empresas han cometido con los becarios en las últimas décadas. Para este post quiero mostrar un sangrante ejemplo de manipulación lingüística:

Cierta empresa, muy conocida, publicaba hace unos meses el anuncio que está sobre estas líneas en su página de Facebook. La empresa buscaba ‘becari@s con conocimientos previos en logística y HTML’. Dado que un becario no ha trabajado nunca (por lo que no tiene experiencia laboral alguna) y participa en el programa para obtener, precisamente, esa experiencia práctica del área que está estudiando, es imposible que encuentren a un candidato que se ajuste a lo que buscan.

Así pues, lo que tendría que decir el anuncio debería ser algo como ‘estamos buscando profesionales que sepan que no van a ganar mucho dinero con nosotros y que tengan experiencia en logística y HTML’. ¿Este anuncio fue un lapsus del Community Manager o contenía una intención encubierta utilizando la seducción de la palabra ‘becario’?

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +