Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Nuevo verbo: 'trolear'

Desde hace algunos meses vengo oyendo un uso del verbo ‘trolear’ que ha trascendido el ámbito en el que nació. En internet, se utiliza el término inglés ‘troll’ para referirse a un usuario que se dedica dejar comentarios de dudoso gusto en blogs, foros, canales de Youtube y cualquier tipo de página que cuente con un sistema de comentarios con el único propósito de sembrar la discordia, soliviantar al personal e intentar amedrentar al propietario del espacio para dejar sus mensajes llenos de insultos, palabrotas, tomaduras de pelo, amenazas, etc. Su propósito es divertirse a costa de los demás y, para ello, invertirá todo el tiempo y esfuerzo que sea necesario. Cualquier página que tenga cierto tráfico suele tener uno o varios de estos ‘trolls’. Incluso este pequeño blog en el que escribo los ha tenido los tiene. Así pues, ‘trolear’, ya con la grafía adaptada al español, pues no tiene la ‘ll’ del inglés, se ha estado utilizando durante los últimos años para referirse a la actuación, en internet, de estos usuarios.

Recientemente se ha comenzado a utilizar ‘trolear’, ya no únicamente en el mundo virtual, sino en el mundo real (en el caso de que puedan diferenciarse, puesto que, cada vez, están más relacionados) con el sentido de tomar el pelo, confundir a una persona con el único propósito de burlarse o provocar una situación hilarante.

‘Me estás tomando el pelo’ > ‘Me estás troleando’

La cuestión es saber si este nuevo término, utilizado, sobre todo, por los jóvenes, triunfará y terminará incorporándose al sistema lingüístico de forma definitiva como ya lo hicieron a finales del siglo pasado las palabras ‘molar’ o ‘guay’, que podemos encontrar en el diccionario de la RAE. ‘Trolear’ tiene a su favor que lleva utilizándose cerca de una década para las actuaciones de estos molestos usuarios en internet. Normalmente, una nueva palabra  que se hace popular debido a las modas no suele sobrevivir tanto tiempo. De hecho, ha sido, precisamente, escucharlo para referirse a acciones cotidianas del mundo real lo que ha motivado esta reflexión. ¿Opiniones?

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +