Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Pizarra digital

Hace unas semanas, la editorial Ideas Propias se puso en contacto conmigo para preguntarme si podía comentar en el blog el nuevo libro sobre el uso de la pizarra digital que acaba de publicar.

El manual está indicado tanto para personas interesadas en saber más sobre esta herramienta como para ser utilizado como libro de texto en cursos sobre el uso de la pizarra digital. En el libro podemos encontrar información clara y concisa sobre los diferentes tipos y marcas de pizarras digitales así como amplias explicaciones de cuáles son los requisitos de cada una, el proceso de instalación, uso y mantenimiento ofreciéndonos, de este modo, una guía que será de mucha utilidad a la hora de elegir la PDI más apropiada para nuestro contexto educativo.

Además, en el libro, encontraremos útiles indicaciones que nos ayudarán a acondicionar convenientemente la clase para lograr que la PDI sea la herramienta útil que todo profesor espera. El autor, José Luis Murado Bouso, explica qué debemos tener en cuenta para poder comenzar nuestras clases con la PDI de un modo eficaz evitando problemas de índole logístico, así como de seguridad y de durabilidad de los componentes de la pizarra digital para poder tener una experiencia satisfactoria con la pizarra digital.

Pero no es éste un manual únicamente dedicado a la descripción de cómo instalar y mantener una pizarra digital sino que en él podremos encontrar listas comentadas de ventajas e inconvenientes de tener una PDI en el aula. La pizarra digital debe ser considerada como una herramienta, no como un fin y por eso se dedican algunos epígrafes del manual a dotar de racionalidad el trabajo de los docentes con la PDI, particularmente el capítulo dedicado al modelo de enseñanza MIE-CAIT.

De especial utilidad es el capítulo dedicado a los usos didácticos de esta herramienta pues ofrece ideas para el profesor que le ayudarán a crear actividades interesantes y útiles (tanto con el software específico de la pizarra digital como con otros programas que podemos descargar de internet) en las que, en muchas ocasiones, los alumnos se convierten en los propios protagonistas.

Por último, sólo decir que mi valoración positiva de este manual viene del análisis del mismo y que éste no es un post patrocinado ya que no he recibido ningún dinero por comentar el libro.

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +