Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Gimp - Pixel Art

Una vez que los alumnos han conseguido comprender los fundamentos básicos del retoque fotográfico, podemos comenzar proyectos más ambiciosos.

Uno de los más bonitos es el pixel art, gráficos de aspecto retro que son usados aún hoy para crear videojuegos. En esta primera actividad aprenderemos a crear dos tipos de cubos, sólo uno nos servirá para construir una fantástica pirámide. Nuevamente, utilizaremos Gimp para esta tarea. Comenzamos un nuevo documento en Gimp con estas características:

Ahora, configuraremos el escritorio de trabajo (haga click en la imagen para agrandarla). Es muy útil tener dos ventanas de nuestro trabajo, una ventana ampliada (cuyo zoom oscilará entre el 400% y el 1200%) y otra que nos mostrará la vista real al 100%. Para obtener esta ventana de vista real iremos a: ‘ver>vista nueva’.

Lo primero que debemos hacer es el cubo de trabajo. Se trata de la pieza a partir de la cual haremos toda la pirámide. En pixel art se pueden crear cubos de diferentes maneras, algunas son válidas para la construcción de edificios y otras no.

Dibujaremos siempre con la herramienta ‘Lápiz’ y el tamaño del trazo será de un píxel.

El cubo que está debajo de estas líneas no es válido porque no nos permite trabajar con líneas rectas perfectas cuando apilamos unos encima de otros o los colocamos uno al lado de otro en una sucesión diagonal. Este cubo no es válido para este ejercicio:

Sin embargo, el siguiente cubo es perfectamente válido. Hay que fijarse en los píxeles que lo componen, tres en los vértices superior e inferior y dos en las diagonales. Es muy importante ver cómo deben hacerse las aristas laterales. El cubo tendrá once píxeles de alto.

Una vez que hemos dibujado las líneas rectas (en negro) que delimitan el cubo, pasaremos a darle color y con la herramienta ‘Bote de pintura’ elegiremos el color que más nos guste y colorearemos cada cara de un tono claro, uno intermedio y otro más oscuro. Para el ejemplo, yo elegí el color azul.

Por último, falta el toque que dará a nuestro cubo un aspecto realmente bonito en el edificio que vamos a construir. Seleccionamos el color de la cara más clara y lo aclaramos un poco más sin que llegue a ser blanco y sustituimos las aristas negras interiores por aristas de color claro tal y como muestra la siguiente figura:

Ahora renombramos la capa (doble click en el nombre) donde tenemos nuestro primer cubo, la duplicamos (botón derecho sobre esta capa en el menú ‘Capas’ y click en ‘Duplicar capas) y guardamos una debajo del fondo blanco:

Comenzamos a hacer nuestra primera hilera, para ello duplicamos el cubo original once veces y vamos ordenando los nuevos cubos hasta conseguir el resultado de la figura de más abajo. Es importante darse cuenta de que cada una de las pequeñas rectas horizontales que componen la diagonal tienen todas dos píxeles en su arista inferior, esto será una máxima a lo largo de toda la construcción de la pirámide. También es vital saber que, para que la pirámide quede con un único bloque en la cúspide, es necesario que los lados tengan un número impar de bloques. En nuestro caso, la hilera que compone la base de la pirámide tendrá once cubos por cada lado.

Ahora, desactivamos el ojo de la capa blanca que está en el fondo y el cubo original y, a continuación, hacemos click con el botón derecho en cualquiera de las capas que están activas seleccionando ‘Combinar capas visibles’. Aparecerá una ventana emergente con varias opciones, seleccionaremos: ‘Expandida lo necesario’ y click en ‘Combinar’.

En la ventana ‘Capas’ tendremos algo similar a esto:

A continuación, duplicaremos tres veces la capa con la hilera de cubos para no tener que hacer estas hileras una a una y las iremos superponiendo de forma escalonada para ir formando la pirámide.

Es muy importante que sigamos prestando atención a las líneas de dos píxeles en las aristas inferiores de la sucesión diagonal de cubos para que la pirámide no se descuadre. El uso del zoom ayudará mucho para conseguirlo. Aumentamos el dibujo hasta 1200%.

Iremos creando hileras de bloques en diferentes diagonales para ir formando las dos caras de la pirámide más cercanas a nuestro punto de vista:

Según vamos apilando hileras, habrá que ir borrando los bloques que no sobren a cada uno de los lados puesto que, cada lado, tendrá dos bloques menos por cada una de las alturas que tenga la pirámide. Para borrar utilizaremos la herramienta ‘Goma de borrar’ con la opción ‘Bordes duros’ para que borre cada pixel de forma total y no vaya degradando los píxeles que están alrededor del puntero de la ‘Goma de borrar’.

Nuevamente, es muy importante recordar que todas las aristas inferiores vayan con rectas de dos píxeles. No puede haber ninguna de tres o más, si las hubiera, las diagonales no quedarían rectas y se apreciarían imperfecciones en la construcción. Además, se debe tener mucho cuidado para que no queden líneas gruesas entre los bloques. Mover la capa con los cursores ayudará mucho para colocar bien las hileras.

Seguimos repitiendo este proceso hasta coronar la cúspide de la pirámide. En ese momento, tendremos algo similar a esto:

Es la hora de colocar los bloques que darán la sensación de que existen unas diagonales traseras y, con ello, tendremos terminada nuestra primera pirámide en pixel art. Para conseguir hacerlo de la manera más sencilla, duplicaremos la capa con el cubo original y la colocaremos justo encima de la capa blanca de fondo, de este modo, podremos ubicarla respetando la profundidad y la perspectiva.



Hecho esto, terminamos las hileras y nos queda ya terminado nuestro gráfico:

El resultado es espectacular. Hemos obtenido un gráfico isométrico de una pirámide que muy bien podría estar en un videojuego al tiempo que hemos aprendido geometría y hemos perfeccionado nuestro dominio de Gimp.

Para guardar nuestra imagen utilizaremos el formato PNG-24 ya que los JPG distorsionan la imagen al utilizar un método de compresión en el proceso de guardado.

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +