Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Uso transitivo del verbo 'caer'

Parte de mi familia es de un pueblo de Ávila llamado Madrigal de las Altas Torres, un lugar de larga historia pues fue allí donde nació Isabel la Católica y donde murió Fray Luis de León. Podrá el viajero contemplar que está rodeada por una imponente muralla árabe y que su gente es verdaderamente hospitalaria.

El pasado fin de semana pasé allí un día muy agradable y, mientras hablaba con algunas personas, volvió a aparecer en nuestra conversación un uso del verbo ‘caer’ verdaderamente extraño que nunca he oído en ningún otro lugar, un uso transitivo que me hace dar un respingo cada vez que lo escucho. Algunos ejemplos:

‘Estás cayendo el agua’. ‘Has caído gotas de salsa en el mantel’. ‘Has caído las llaves al suelo’.

Un uso claramente erróneo, pensaba yo, puesto que ‘caer’ es un verbo intransitivo. Está claro que uno no cae las cosas voluntariamente puesto que, debido a ese afán por quitarse el muerto de encima, las cosas se caen solas, se estropean solas y se rompen solas. Así se lo he hecho notar varias veces a mis familiares cada vez que escucho este ‘caer’ transitivo. Pero el sábado, tras escucharlo una vez más, me quedé yo pensando durante un rato hasta que sentí la necesidad de saber más sobre este verbo. Cogí el móvil y busqué el verbo ‘caer’ en el DRAE. Es un verbo con un buen número de acepciones, veintinueve, para más señas y, para mi sorpresa, vi que varias acepciones era transitivas.

Lo curioso, pensé, es que no lo califica como un uso coloquial sino que lo considera perfectamente válido. ¡Menuda sorpresa!

Actualización: El posterior debate que originó esta entrada ayudó a dejar claro cuál es el uso correcto del verbo ‘caer’. Los ejemplos citados al comienzo de la entrada (como en el caso de ‘Has caído las llaves’) son incorrectos. De hecho, la RAE, en su apartado del Diccionario Panhispánico de Dudas, dice lo siguiente:

No pertenece a la lengua culta general, y debe evitarse, el uso de este verbo como transitivo, con los sentidos de ‘dejar caer o tirar [algo o a alguien] al suelo’: Ten cuidado, que vas a caer el jarrón’.

Además, en la última revisión del diccionario, la Real Academia ya señala como vulgares los usos del verbo ‘caer’ con el sentido de ‘dejar caer’ y ‘hacer caer’ y, por lo tanto, deben evitarse.

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +