Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Watson, una supercomputadora que entiende el lenguaje natural

¿Creíamos que tardaría? Pues no, ya se ha conseguido. Acaba de nacer el primer ordenador que entiende el lenguaje humano en toda su complejidad. IBM ha creado una supercomputadora llamada Watson que supone un enorme avance en la forma en que las máquinas se relacionan con el mundo humano.

En un principio Google creó algoritmos que ayudaron a entender qué era lo que buscaba una persona en internet para ofrecerle un conjunto de resultados válidos. Después, WolframAlpha ha intentado dar soluciones a las preguntas que el usuario introduce en el sistema. Y, ahora, Watson entiende perfectamente las preguntas que le son hechas con un lenguaje real. Por primera vez en la historia una máquina entiende de forma natural lo que un humano le dice, no es que la máquina compare cadenas de caracteres introducidas por el usuario en su base de datos y ofrezca una respuesta, no. La realidad es que estamos ante un ordenador que comprende, de forma natural, descifrando la gramática y el vocabulario empleados, lo que un humano le dice.

Por el momento, Watson no puede mantener conversaciones, aún queda para eso, sin embargo, el primer paso está dado. Para dar a conocer este logro IBM pondrá a prueba a Watson en el conocido programa de preguntas y respuestas Jeopardy! Han estado preparando a Watson para salir airoso de la batería de preguntas a la que va a ser sometido y han hecho simulaciones previas del concurso donde ganó cuatro de seis partidas ante ex-concursantes reales de Jeopardy!

Nuevamente me asalta una duda que viene a mi cabeza de forma recurrente en los últimos meses. ¿Cuánto le queda a la barrera de los idiomas? Si una máquina entiende la gramática y el vocabulario que usamos para ‘relacionarnos’ con ella, también podría hacer traducciones perfectas del lenguaje normal desde el mismo momento que en su sistema se introduzcan los algoritmos necesarios para entender dos idiomas diferentes. Es evidente que aún queda camino por recorrer pero se avanza a pasos agigantados. Uno de los logros que más me han llamado la atención, por ejemplo, es que Google ha conseguido que Youtube capte, de forma automática, el sonido de un vídeo y lo interprete con palabras escritas para, después, realizar una traducción en tiempo real al idioma que elijamos. Claro que, para que la experiencia sea satisfactoria, necesita que el sonido sea limpio y no haya música ni ruidos de fondo, aunque eso ya está también casi solucionado, científicos españoles e ingleses han creado los primeros ordenadores que diferencian idiomas leyendo los labios, así que el ruido de fondo ya no es impedimento para el reconocimiento de palabras, así como tampoco lo sería la traducción a otro idioma de lo que dice una persona. Cosas veredes, amigo Sancho.

Fuente | Alt 1040

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +