Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

El papel pierde utilidad

En las primeras semanas de vida de este blog, publiqué una polémica entrada, allá por diciembre de 2008, llamada Los libros no hablan, que generó no pocas tardes de acalorada tertulia en mi círculo de amigos y colegas de trabajo (aunque -lamentablemente- esto no se tradujo en un incremento de comentarios en dicha entrada que nos permitiera ahora tener un archivo muy interesante desde el que retomar la conversación). Allí explicaba los motivos por los que, en mi opinión, la lectura en papel está a punto de pasar a mejor vida y cómo la lectura de un libro en papel puede llegar a convertirse en una tarea pasiva. Si el lector tiene curiosidad, le invito a que reserve un par de minutos para leerla y continuar el debate aportando otros puntos de vista sobre este tema, ya sea con adhesiones a la causa o con críticas incendiarias.

Hoy, al leer la entrada que acaba de publicar Enrique Dans en su blog: ‘La lectura de libros se hace social’ veo que no estaba tan desencaminado en mi planteamiento. La llegada de la lectura colaborativa es evidente aunque sólo se haya dado el primer paso. El lector sale de su guarida solitaria para relacionarse con aquellos que leen los mismos libros que él.

Amazon presenta una nueva función asociada a su Kindle que convierte la lectura de libros en algo más social: la compartición de estadísticas agrupadas acerca de los textos destacados por los usuarios.

Por ahora, sólo es posible compartir los destacados, pronto podremos compartir comentarios, opiniones y referencias a otras obras. Llegados a este punto, quiero dejar claro yo no estoy atribuyéndome la primicia y no me interesa rodearme del halo que tienen los visionarios, sin embargo, sí me reconforta saber que se están dando los pasos para poder disfrutar de herramientas que llevo esperando mucho tiempo y que nos ayudarán muchísimo a comprender las obras literarias y, lo que es mejor, hacer grupos de lectura virtuales. Algo muy atractivo para cualquier profesor, sin duda. Todavía tendremos que esperar algún tiempo, lamentablemente, pero la marcha es imparable.

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +