Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Disfrutando con Ubuntu 10.04

Tenía pendiente dedicarle una entrada a la nueva versión de Ubuntu, la 10.04 ya, (cómo pasa el tiempo) pero quería experimentar a fondo con esta nueva entrega para poder emitir un juicio justo. Para los que no hayan oído hablar de él, sólo decir que Ubuntu es un sistema operativo totalmente funcional, está basado en Linux, es gratuito, open source y se puede descargar de su web oficial. Usar Linux es para muchos, y para mí también, un compromiso social, educativo y, por supuesto, personal. Por ello, siempre he estado atento a los pasos que Ubuntu, la distro linuxera más popular, ha ido dando. Tras pasar unos días trasteando con el sistema operativo tengo que confesar que estoy muy contento. Por primera vez, se ha publicado un Linux totalmente recomendable para el usuario final, es decir, no hace falta saber utilizar el sistema desde la consola, no sufre cuelgues y no se necesita saber programación, cualquier persona puede utilizar un ordenador corriendo con Ubuntu de una forma intuitiva, cómoda, satisfactoria y muy muy veloz.

Al instalarlo en el portátil, Ubuntu 10.04 reconoció muy bien el hardware, incluidos los lectores de tarjetas de la parte frontal, el bluetooth, el wifi, la cámara web e, incluso, la tableta gráfica Wacom Bamboo sin necesidad de buscar drivers complementarios ni navegar por repositorios inhóspitos. Desde siempre, cada nueva toma de contacto con Ubuntu supuso una pequeña tortura para configurar programas y sistemas. Ahora, por primera vez, la instalación y puesta en funcionamiento del sistema operativo ha sido algo sencillo y mecánico. Meter el CD, instalar, poner el complemento de nVidia y a disfrutar de mi Sony Vaio con un sistema operativo estable, rápido y seguro puesto que no hay virus que puedan infectarlo.

El comportamiento y la estabilidad de esta versión de Ubuntu es inmejorable. El sistema arranca en doce segundos y se apaga en cuatro, ideal para cuando uno lleva el portátil a una reunión o a clase. Muy aconsejable, pues, actualizarse en el caso de que se usase una versión anterior o instalarlo si nunca se usó para comprobar que tu ordenador puede hacer mucho más de lo que imaginabas.

Enlace | Descarga Ubuntu

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +