Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Aprovechando la fuerza del equipo

Aprovechar las oportunidades que se nos presentan es algo muy recomendable en todas las facetas de la vida y contar con un profesorado entusiasta y motivado, también. Esto, en mi caso, siempre ha sido y es una máxima ya que un equipo motivado es un equipo que trabaja con fuerza, de forma colaborativa y positiva para conseguir sus metas y dar a los alumnos el mejor servicio posible. ¿Por qué digo esto? Vamos a verlo. En nuestro caso, como profesores de español, es especialmente importante aprovechar la situación de inmersión lingüística en la que viven nuestros alumnos. Si logramos encontrar actividades significativas que no puedan hacer en su país habremos conseguido que consideren muy provechosa su estancia en España y en el programa. Cada cierto tiempo, queremos plantear actividades en las que nuestros alumnos puedan poner en práctica todo su español, en lugar de hacer una de esas manidas simulaciones, teatrillos de clase o juegos de rol, optamos por aprovechar la fuerza del equipo y traer a personas importantes que conozcamos al centro.

Por ejemplo, una de las profesoras de Escuela Internacional, Rosa Peña, conocía al alcalde de Meco (un pueblo muy cercano a Alcalá de Henares, en el Este de la Comunidad de Madrid) y sabíamos que organizar un encuentro con nuestros alumnos podía ser una oportunidad sensacional para que pusieran en práctica el español que estaban aprendiendo en la escuela. Dicho y hecho. Los alumnos se mostraron entusiasmados con la oportunidad y prepararon una batería enorme de preguntas, muchas de las cuales trataban de resolver dudas que ellos mismos tenían para los equipos de gobierno municipales de sus ciudades de origen.

Aprovechar las cualidades, las aficiones, los intereses y, por qué no, los contactos del equipo hará que nuestro trabajo tenga más calidad y nos sintamos todos mucho mejor mientras trabajamos porque nos sentiremos más útiles y emprenderemos tareas que serán mucho más interesantes.

Como siempre, a mí me gusta que, al final, quede algo tangible de las vivencias de los alumnos y les propusimos escribir un texto para el periódico del centro:

Ayer recibimos una interesante visita en nuestra Escuela. El Alcalde de meco, una localidad vecina a Alcalá de Henares, vino para hablar con nosotros y enseñarnos un poco más de la vida en España. El alcalde conocía a una de nuestras profesoras y, amablemente, decidió venir a compartir su tiempo con nosotros y explicarnos algunos aspectos interesantes sobre la vida de un Alcalde y las funciones que realiza cada día. Todos estábamos bastante nerviosos al principio porque no se recibe la visita de una autoridad todos los días. Además, y de forma general, todos pensábamos encontrarnos a un señor serio, muy formal y de bastante edad, por eso nos llevamos una gran sorpresa (aunque habíamos sido previamente avisados) cuando vimos delante de nosotros a un chico joven, de 30 años, alegre y muy cercano a la clase. Preparamos una gran entrevista para él y le preguntamos cuestiones de tipo personal y también de tipo profesional.

Durante una hora aproximadamente nos informó de qué motivos pueden llevar a una persona tan joven a tener un cargo de tanta responsabilidad. Respondió que la razón radica en el compromiso que tiene con su pueblo y lo importante que es participar y no permanecer siempre lejano a los problemas de la sociedad.

Habló de sus gustos, de sus aficiones, de su interés por el deporte, los idiomas, de sus viajes al extranjero y de su deseo de visitar países exóticos e interesantes para él, como por ejemplo Japón. Constantemente nos dio muestras de estar contento con la labor que está desempeñando en la alcaldía y lo gratificante que es para él ocupar un cargo de tanta importancia. Habló de sus vecinos, de lo que demandan, de su pueblo y las características de éste. Nos dijo que Meco tiene un rico patrimonio histórico pero que no le interesa de momento promover el turismo como una labor inmediata porque había otras necesidades más urgentes en el pueblo como por ejemplo resolver los problemas de infraestructura que en él existen. Comentó la gran cantidad de inmigrantes que poco a poco están llegando a su municipio y las dificultades que a veces se plantean (idioma, colegios…) pero nos dejó muy claro lo mucho que le interesan otras culturas diferentes a la suya y que por eso hacía mucha ilusión venir a hablar con nosotros.

No tuvo inconveniente en explicarnos los medios y las carencias con las que cuenta su pueblo y algunas de las actuaciones que en breve iba a tener en cuenta para solucionar los posibles problemas. Finalmente nos agradeció que le hubiéramos invitado y se mostró contento por tener la oportunidad de haber hecho una actividad totalmente diferente a lo que suele hacer normalmente. Nos regaló y dedicó un libro sobre la Historia de Meco.

Pero somos nosotros los que estamos muy contentos por haber tenido esta oportunidad y poder haber escuchado hablar en español a una persona importante, totalmente ajena a la Escuela y en un tono diferente al de nuestras profesoras.

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +