Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Google Buzz no convence

Tras haber estado experimentando unas horas con el nuevo producto de Google, he de confesar que Google Buzz no me ha gustado demasiado. Se ha intentando integrar un Google Wave simplificado en Gmail pero el resultado no convence. Al igual que ocurrió con Wave, Buzz fue presentado a bombo y platillo en un acto retransmitido en directo a todo el planeta. Lo que se mostraba al mundo como un sencillo y potente complemento para Gmail ha terminado en un nuevo intento fallido de Google por acercarse al lado social de la web. Y no es que no quiera un apartado social en mi Gmail, todo lo contrario, me gustaría mucho, pero no así. Me gusta mucho la idea de la que parte Buzz (que parece algo más respetuoso con la intimidad que Facebook) pero varios son los problemas que lo aquejan:

  1. El principal y más importante es que genera una cantidad enorme de ruido en nuestra cuenta de Gmail. Actualizaciones y notificaciones irrelevantes aparecen constantemente en la bandeja de entrada del correo electrónico. Sería mucho más interesante si Gmail integrase una columna izquierda en la que fuesen apareciendo las notificaciones de Buzz de un modo no invasivo.
  2. El diseño de Google Buzz no es el más apropiado puesto que la página crece rápidamente hacia abajo haciendo que la navegación sea farragosa.
  3. El sistema es muy lento importando contenido de los servicios que utilizan tanto nuestros contactos como nosotros mismos por lo que sigue siendo imprescindible seguir utilizando los servicios que ya usábamos antes, así pues, esta redundancia motivada por la lentitud en la importación es la que puede hacer fracasar este nuevo servicio.
  4. ¿Una red social más? Me da la impresión de que los internautas comienzan a acusar cierto agotamiento. La web social exige tiempo y estar conectado, sin embargo, la rentabilidad que se obtiene por ese esfuerzo es muy pobre en muchos casos.

Es cierto que estamos ante una primera versión de la red social de Google pero muchos de mis contactos ya ha desactivado Google Buzz de sus cuentas de Gmail (esta opción se encuentra en el pie de página) y, muy probablemente, yo lo haga pronto si el nivel de ruido (el principal defecto, en mi opinión) no baja. Hasta que Google arregle esto, puedes configurar un filtro para evitar las notificaciones en el inbox (la experiencia con Buzz mejora mucho). Puedes ver cómo se hace aquí.

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +