Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Crea una red social de profesores para tu centro

Sin duda alguna, uno de los mayores logros que hemos conseguido en Escuela Internacional ha sido construir una potentísima y apasionante red social de profesores que trabajan juntos por y para mejorar en su trabajo y en dar el mejor servicio a los estudiantes. Mediante la colaboración entre los miembros se consigue reforzar la idea de se forma parte de un equipo profesional y hace que la consecución de los objetivos sea mucho más fácil y satisfactoria para todos. En este espacio, los profesores publican sus mejores actividades clasificadas por nivel, asignatura, etc., plantean sus dudas, informan de sus éxitos y les permite tomar decisiones en equipo ante las dificultades que surgen.

Además, y esto siempre ha sido una de mis máximas como Director Académico, esta red de profesores nos aleja del modelo caduco de profesor que guardaba sus actividades en un cajón como si fuera algo secreto y prohibido. En el mundo actual, cuesta entender esta forma de trabajar, cuesta entender que un profesor quiera encerrarse en una clase y que nadie en el exterior sepa qué es lo que está impartiendo, cuesta entender por qué alguien puede gastar un esfuerzo considerable en la preparación de clases y en la elaboración de material didáctico y no pueda o quiera compartirlo.

Tener una red social profesional para los profesores del centro permite que se avance en la línea pedagógica promoviendo la investigación, la lluvia de ideas y, en definitiva, la colaboración para que, entre todos, podamos desarrollar nuestras tareas en un ambiente mucho más cercano, cálido y satisfactorio.

Hay varias formas de crear esta red social, como por ejemplo usando Dolphin o Elgg que son sistemas enfocados específicamente para la construcción de redes sociales aunque necesitan para funcionar de servidores con unas características muy concretas. En esta ocasión, optaremos por uno de los métodos más sencillos y menos exigentes desde el punto de vista técnico. Montaremos la red sobre el CMS (Content Management System) más popular, Wordpress, y utilizaremos un plugin llamado BuddyPress. Eso sí, necesitaremos disponer de un servidor (o servicio de hosting) y, también de una base de datos MYSQL. Tenemos dos opciones, según queramos dotar a nuestra red de más o menos funciones:

¿Cuál de las dos opciones es la mejor? Pues depende de nuestras necesidades y del tamaño de la red. Una red pequeña, de pocos miembros puede funcionar muy bien con la primera opción, sin embargo, si tuviéramos muchos profesores participando y aportando contenidos deberíamos decantarnos por la segunda ya que ofrece unas posibilidades mucho más interesantes.

Para ilustrar esta entrada, he elegido la primera opción (aunque el proceso para una y otra es muy parecido). En primer lugar, descargamos Wordpress. Lo descomprimimos y lo subimos a nuestro servidor. Para hacer funcionar todo debemos tener también una base de datos MYSQL que se puede contratar también en el servidor en el que tengamos nuestra web. Una vez subidos los archivos entramos al dominio en el navegador de internet y aparecerá una ventana donde debemos completar los datos que se nos piden. Normalmente, los datos de la MYSQL habrán sido facilitados por la empresa de hosting. En este ejemplo:

Si todos los datos son correctos, Wordpress nos dirá que pudo conectar con la base de datos y nos pedirá que asignemos un nombre a nuestra red social y una dirección de contacto.

A continuación, vamos a descargar BuddyPress para descomprimir el zip y subirlo a la carpeta wp-content>plugins.

Una vez subido, activamos el plugin desde el menú Plugins en nuestro panel de control.

Para que este plugin funcione correctamente, tendremos que modificar la estructura de permalinks (para que las entradas tengan nombres más fáciles) y activar un tema compatible con BuddyPress (ambas acciones mostradas de forma automática con enlaces directos al activar el plugin). El tema por defecto se instala al activar el plugin y únicamente habremos de seleccionarlo en el menú correspondiente.

Y, lo principal ya está hecho. La red social está montada y lista para ser usada. Ahora nos quedaría el proceso de adaptación de estilos e implementación de funcionalidades de la misma forma que lo haríamos para un blog convencional añadiendido widgets (pequeños programas que potencian la utilidad de la barra lateral del blog) y otros plugins.

Como podemos ver en la siguiente imagen, tenemos a nuestra disposición las opciones básicas de cualquier red social. Amigos, grupos de amigos, perfil, mensajería interna y resumen de la actividad en la red.

Cada profesor tiene su perfil, puede subir su propio avatar y comunicarse fácilmente con los demás miembros de la red.

La experiencia que tenemos con las redes sociales profesionales en contextos educativos es muy satisfactoria. Las ventajas son enormes, ahora bien, para que funcione no basta con montar la red social y ponerla, sin más, a disposición del profesorado, además, hay que apoyarla de forma continuada animando a la participación, haciendo varios seminarios sobre los objetivos y las ventajas de disponer de una intranet y teniendo cuidado de sacar las pertinentes copias de respaldo de la MYSQL y del sistema de archivos.

Enlace | WordPress Enlace | WordPress MU Enlace | BuddyPress

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +