Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

En clase: Relátame y Mi Parentela

1) Relátame También Relátame es un portal colaborativo, quizá, una de las mejores y más originales propuestas de la denominada web social a la hora de escribir historias entre varios autores.

Relátame

[+] Puntos fuertes Comenzar una historia y que otros la continúen es muy sencillo. Además, si es interesante, puede ser valorada positivamente por otros usuarios y que nuestros estudiantes obtengan el reconocimiento de los usuarios de la comunidad Relátame.

[-] Puntos débiles El diseño es muy confuso. Los estudiantes necesitan que el profesor les guíe y, tras hacerles una presentación del portal, les señale dónde deben clicar para comenzar a escribir. Escribir la historia es tarea sencilla, hasta cierto punto, para la corrección, normalmente, hay que recurrir al método convencional de pasar a papel lo escrito y fotocopiar.

2) Mi parentela Se trata de una web que puede ser usada en el aula para elaborar y organizar el árbol genealógico de nuestros alumnos. Es práctica habitual usar la pizarra para ir elaborando un árbol genealógico (el del profesor, el de una familia famosa, alguno imaginario…) para presentar el léxico de la familia. Esta herramienta (y otras similares como MyHeritage) te facilita la construcción clara, ordenada, por colores, etc. de un árbol genealógico.

Mi Parentela

[+] Puntos fuertes Las instrucciones están en español (se puede elegir el idioma entre un amplio abanico). Su uso es muy intuitivo y directo: al registrarte te crea el árbol genealógico. Al introducir tu nombre y apellidos, automáticamente pone tu primer apellido a tu padre y tu segundo apellido a tu madre, por lo que este contenido cultural es muestra muy gráficamente. El resultado final te lo ofrece de varias formas y se puede conservar y actualizar.

[-] Puntos débiles Aunque es una herramienta hasta cierto punto sencilla hay que plantearse si el esfuerzo y el tiempo que hay que invertir para hacer el árbol genealógico online merece la pena teniendo en cuenta el español que un estudiante puede practicar durante la actividad.

Espejo | Esta entrada en el blog de José Ramón Rodríguez

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +