Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

¿Profesores de E/LE tecnofóbicos?

¿Las herramientas nos dan miedo? Se suele decir que los profesores (en nuestro caso los de idomas y, más particularmente, los de E/LE) sufren de un tipo de fobia a la tecnología o a los ordenadores y, por lo tanto, se suele hacer una división entre los profesores ‘tradicionales’ y los profesores ‘tecnológicos’.

Sin embargo, pocos docentes habrá ya que no hayan utilizado una presentación de diapositivas en clase, que no hayan llevado al aula alguna actividad procedente de cualquiera de las fuentes de materiales que hay en Internet o que no se hayan aprovechado del enorme banco de imágenes, sonidos y vídeos que hay en la red. ¿A todos estos profesores les podríamos colocarles ya el título de ‘tecnológicos’? ¿O tal vez se piensa en otra cosa cuando hablamos de profesores que usan las nuevas tecnologías en clase? Profesores de idiomas, licenciados en Filología Hispánica que, además, son programadores informáticos, expertos en diseño gráfico, desarrolladores de programas que son capaces de escribir utilizando ceros y unos, que han hecho una opción deliberada por que todo se haga en Internet o con un cañón proyector, que creen que un robot nos sustituirá en el futuro más o menos próximo. Pensar eso es caer en un error de base. Nuestra propuesta pone sus cimientos en dos pilares:

Laptop

1) Como ya hemos comentado más arriba, las herramientas que las nuevas tecnologías ponen a nuestro alcance vienen a complementar y a ampliar las ya existentes y no en todos los casos van a mejorarlas. No son un sustituto de todo lo que ya existe y, ni mucho menos, del propio docente.

2) La sociedad en la que estamos en este momento histórico vive en Internet (lo que no está en la red no existe, es una ley no escrita para empresas e instituciones). Este punto nos debe hacer caer en la cuenta de que la mayoría de nuestros alumnos son nativos digitales y la mayoría de los docentes aspiramos a ser (es más, debemos aspirar a ser) usuarios digitales competentes porque no podemos dar la espalda a esta realidad, como tampoco lo deben hacer los padres en su misión de educadores. No consideramos que sea una opción sino un imperativo.

Profesores de ELE en el mundo digital | I, II, III.
Espejo | Esta entrada en el blog de José Ramón Rodríguez
Créditos de foto | Ciccio Piezzettaro

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +