Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Presentaciones efectivas

Usar Power Point (u otro programa similar) para hacer presentaciones efectivas que logren captar desde el primer instante hasta el último la atención de los asistentes es uno de los temas que centran mi atención en los últimos meses. Muchos profesores hacen un uso incorrecto de la tecnología que tienen a su disposición ya sea por falta de formación o por falta de motivación. Así pues, es frecuente observar que sus presentaciones digitales no son más que una copia más de los apuntes, de las pizarras de siempre y no han tenido en cuenta que cada medio tiene un lenguaje diferente y que las personas que asisten a la presentación (o a la clase) esperan que el canal a través del cual se da la información esté bien usado por el ponente.

El papel del profesor ha cambiado -y lo sigue haciendo- bruscamente en este comienzo de siglo. El profesor ya no es quien tiene la información, de hecho, ahora la información circula libremente y es muy sencillo acceder a ella usando un buscador o una enciclopedia digital (cuántos profesores, al recoger los trabajos encargados a sus alumnos, han visto que, frecuentemente, los estudiantes les entregaban una simple copia de la Encarta, o de la Wikipedia), por el contrario, un profesor debe enseñar a usar, a contrastar la información, a trabajar con ella. ¿Por qué digo esto? Sencillo. Un profesor tendrá muy complicado ganarse el respeto de sus alumnos si en su tarea de enseñar a usar la información no domina las herramientas que utiliza.

Del mismo modo que la radio y la televisión tienen un lenguaje propio, las presentaciones digitales también lo tienen y es vital, para un profesor, conocerlo y saberlo usar correcta y efectivamente. La presentación que está sobre estas líneas -que realmente es el anuncio del libro Brain rules- muestra muy bien cómo funciona la mente humana cuando recibe la información a través de presentaciones digitales.

Los profesores tienen una herramienta poderosísima en sus manos, una herramienta que puede facilitarles enormemente la tarea si la usan correctamente, si no lo hacen, será peor el remedio que la enfermedad puesto que los nativos digitales observarán que sus profesores no saben usar herramientas que ellos sí saben.

No se es un buen profesor por usar nuevas tecnologías así como no se es un buen profesor por usar la pizarra, se es buen profesor por saber transmitir la información de forma clara, efectiva e interesante y enseñar a usarla con el objetivo de aprender a realizar nuevas tareas.

Otro artículo relacionado: Cómo hacer presentaciones interesantes.

Coméntalo en: Twitter Facebook Google +